jueves, 4 de abril de 2013

Tossa de Mar


Ya hace días que estamos en primavera y aunque parecía que se acercaba el buen tiempo, resulta que se trataba de una falsa alarma, porque estos días la lluvia no nos la quita nadie. Así que para quitarme un poco las ganas de sol he decidido recordar una pequeña escapada que hice en agosto.



Fuimos a Tossa de Mar, en Girona, y como nos suele pasar cada vez que hacemos una escapada de este tipo, lo escogemos todo en el último momento y evidentemente no hay mucho sitio donde elegir a la hora de alojarse, pero esta vez tuvimos suerte y encontramos el Hostal Alba, un sitio muy sencillo, económico, bien situado y super limpio! (si os apetece echarle un vistazo os dejo la web donde lo encontré y donde siempre busco mis alojamientos (Hostal Alba) ya os digo que es muy sencillo y va más enfocado a quién busque algo barato y en buenas condiciones)
Volviendo a lo principal: me gustó mucho la zona, porque a pesar de ser un pueblo de veraneo, con su playita, sus tiendecitas/souvenirs, sus restaurantes caros y no tan caros, su heladerías, su paseo, etc etc, no está minado de guiris borrachos (como puede suceder en Lloret de Mar, que puestos a opinar, personalmente no me gusta nada) y tiene el encanto del castillo, que tanto de día como de noche es recomendable visitar. Cerca de la Tossa hay varías calas interesantes a las que no me dió tiempo a ir, porque fuimos una sola noche. A algunas se puede ir caminando desde la playa principal y para el resto ya es necesario coger el coche, lo cual me recuerda algo que no me gustó, y es que para aparcar es una locura! Hay muchos parkings que te hacen pagar y otros que solo son para los clientes de ciertos hoteles, así que nos volvimos un poco locos para encontrar un sitio. Al final aparcamos en una urbanización que hay en la parte de arriba de Tossa, que no está muy lejos del hotel, pero para ir cargado con las maletas con todo el solecito en el cogote pues no es muy agradable.
Y ya para terminar quiero recomendaros un restaurante que hay en el faro del castillo, justo en la parte de arriba del camino y que tiene unas vistas preciosas al mar! Nosotros lo encontramos de casualidad mientras dábamos el paseo obligado, y la verdad es que cuando vuelva a Tossa no me voy sin probarlo, porque a las preciosas vistas hay que sumarle un buen precio y una comida muy rica, y si a todo eso le añadimos que al lado tienen un sala donde ponen música en directo, ya no te digo más!!
Y esto es todo, espero que os haya gustado mi pequeña escapada y que os animéis a comentarme a que sitio de veraneo os gusta más ir!
Besitooos!

1 comentario:

  1. cool! would you like to follow each other in gfc and bloglovin? let me know!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...