lunes, 15 de febrero de 2016

10 cosas que hago mal

¡Buenos días confidentes!
¿Cómo habéis pasado el fin de semana? ¿Y el día de San Valentín? No sé vosotros, pero yo estoy bastante quemada de tantas fotos amorosas y tantas declaraciones de amor, querer a alguien en silencio también está bien, ya veréis probadlo!
Y aunque tenía pensado traeros algún tag relacionado con esta fecha, he decidido que hoy quiero contaros esas cosas que hago mal y que no se me dan bien, para si algún día decidís quererme lo hagáis con todas las consecuencias xD


1. Se me da fatal organizar viajes
No tengo paciencia para mirar, me canso enseguida y me frustro cuando no encuentro un alojamiento decente, así que siempre se encarga mi novio de hacerlo, yo solo tengo que dar el visto bueno y llamar para hacer la reserva, que eso si que se me da bien.

2. Llevo el reloj del revés
Seguro que no soy la única, pero siempre llevo del reloj puesto del revés, es decir, la esfera en la parte baja de la muñeca y el broche de la correa en la parte de arriba. Soy incapaz de llevarlo correctamente, por lo tanto nunca me compro relojes muy bonitos aunque me gusten, porque al fin y al cabo lo único que se verá será la correa.

3. Soy mala cocinera
Y esto tiene delito porque mi madre es buenísima en la cocina, ya podría haberlo heredado. Sé cocinar cosas sencillas y no me quedan malas, pero cuando pruebo algo más elaborado no me queda como debería, comestible pero sin florituras. Así que aunque de vez en cuando me armo de valor y me atrevo con algo nuevo, no suelo salirme de mi menú sencillo.

4. Me como palabras al escribir
Me apuesto lo que sea a que ya os habéis dado cuenta de esto, es algo que no puedo evitar. Cuando escribo, ya sea en el blog, a mano o en el borrador, me como palabras, supongo que porqué pienso mas deprisa de lo que escribo o escribo más deprisa de lo que pienso o simplemente porque tengo neuronas atrofiadas, el caso es que es un fallo que no consigo arreglar y aunque reviso lo que escribo, al final siempre se me cuela alguna palabra invisible.

5. Como muy deprisa
A veces parece que no he comido hace meses de lo deprisa que engullo la comida, pero no me doy cuenta, yo simplemente como hasta que se me acaba el plato, da igual si es mi comida preferida o un simple plato de verduras al vapor, no soy capaz de comer despacio.

6. Cuando paseo con Noa no le presto toda la atención que debería
Yo cojo a mi perra, bajo al parque y paseo con ella, lo que supone que mientras ella olisquea por el césped yo voy mirando el bonito cielo que ha salido hoy, o la pareja de ancianos que van cogidos de la mano o fantaseo con como continuará el libro que estoy leyendo... Y claro, aunque parezca una escena muy bonita, no siempre es bueno, porque en el césped donde mi querida perra está olisqueando hay cacas de otros perros que los cerdos de sus dueños no han querido recoger, hay chucherías abandonadas que resultan muy apetecibles, vuelan moscas y avispas que retan a mi perra a jugar al pilla pilla...

7. No puedo llevar las uñas largas
Unas bonitas y arregladas uñas largas quedan muy femeninas, pero no puedo, las uñas largas me dan repelús, así que a la mínima que los dedos me hacen ruido al chocar contra el teclado o al escribir por el móvil cojo las tijeras y tras tras!

8. Canto fatal
¿Qué digo fatal? ¡Horrible! Es un castigo del señor oírme cantar, desafino, cambio el ritmo de las canciones, me invento letras... Espero que nunca tengáis que oírlo, por vuestro bien.

9. Casi nunca acabo lo que me propongo
Y esta es la parte de mi que menos me gusta. A lo largo de mi vida me he propuesto muchas cosas y casi ninguna la he acabado. Hice Bachillerato Humanístico porque quería estudiar Periodismo pero cuando lo acabé ni siquiera hice la Selectividad. Hace por lo menos cinco años que estoy apuntada a la autoescuela y no tengo ni la teórica. Me apunté al gimnasio y... tú ibas? porqué yo no. Me propuse salir a correr a menudo y ya no corro. Pero voy a decir algo a mi favor: me reté a hacer una cursa de 5km y la acabé!! (Vamos, un aplauso por favor!) Y a día de hoy lucho por cumplir mi sueño, así que intento cambiar en esto, algo es algo.

10. No sé silbar
Nada, ni un silbido bajito ni un viento sonoro, nada de nada. Yo pongo los dedos en mi boca con toda la intención y cero patatero, silencio sepulcral.


¿Aún me apreciáis un poquito o ya habéis salido corriendo? Espero que no. Hay más cosas que hago mal, pero no quiero asustaros más de la cuenta.
Me voy a empezar la semana, cruzando los dedos para que este lunes no sea muy duro.
¡Un besitooo!


7 comentarios:

  1. Con los dos últimos puntos coincido totalmente xD No sé silbar, pero tampoco me preocupa.
    Estoy esforzándome por cambiar también esa parte de mi en la que no hago las cosas que debería hacer.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    Pues coincido en algunos puntos, como por ejemplo en el de comerme palabras al escribir, en que como muy deprisa y en que no sé silbar.
    un besote guapa <3

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco sé silbar ni cantar.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  4. buenoo hay un fifty fifty con nosotras jajajajaja
    Ponte de Lobo a cordero, de el barrio, asi aprendio una de nosotras a silbar jajajajaja
    un cuchu beso!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la lista, me uno al club de los que cantan mal y no saben silbar.
    Si hiciera una lista así, en mi caso sería interminable XD

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...